Soneto a Su Majestad Don Felipe de Borbón y Grecia

De una patria sumida en castidad
de una España de sangre y religión
nace tu estirpe noble, majestad,
¡majestad, don Felipe de Borbón!

De la historia profunda, de la edad
donde la fe derrota a la razón.
Es dios quien te ha nombrado, majestad,
¡majestad, don Felipe de Borbón!

¿Que cargas tu condena, tu rosario
con la idiota real del telediario?
¡Cerrad el pico, necios charlatanes!

Eres mucho mejor que el rey de antes
pues tu padre cazaba elefantes,
mas tú, Felipe… ¡cazas catalanes!