Puto el que lee

La anécdota va a sonar vanidosa o pretenciosa. Pero es real. En junio de 2005 viajé a París. Estaba paseando por la orilla del Sena, mirando libros viejos en los puestos de usados, cuando tuve una revelación, una epifanía. Una revelación y una epifanía provocada por lo que estaba viendo. Un libro, allí, expuesto como uno más. Su título: Diccionaire d’ Injures.  

Le pedí al vendedor si podía pasármelo para hojearlo, aunque desde el momento que lo vi no sólo supe que lo iba a comprar: también supe que ahí había un nuevo proyecto en el que embarcarme.

Cuando volví a Buenos Aires les mostré el libro a mis compañeres de Barcelona y les dije: “Tenemos que hacer esto”. Y lo hicimos. El resultado se llamó “Puto el que lee. Diccionario argentino de insultos, injurias e improperios”. El libro salió en 2008, editado por nuestra propia editorial: Barcelona.

Aquel libro tuvo una presentación en la Feria del Libro (en una Sala José Hernández colmada), otra en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires (sí, explotamos Puán) y varias presentaciones más en distintas ciudades del país.

Cuando me divorcié de Barcelona, yo me desvinculé totalmente de la revista, pero me quedé con Puto el Que Lee. En 2015 decidí hacer una nueva versión con dos ideas básicas:

1 – Renovar completamente el material, consciente de que la de los insultos es una de las zonas más dinámicas de la lengua. Tanto que, creo, un año después de editado, ya necesitaba una nueva versión, para dar cuenta de nuevos insultos. Seguramente irán apareciendo nuevas ediciones.

2- Hacer un libro mío, con mi impronta personal. Había mucho de eso en la primera edición (finalmente, fue el fundador de Barcelona y quien generó Puto el Que Lee), pero todo en Barcelona estaba teñido de lo colectivo y de lo paródico. Eso lo sentía en varias ideas generales del libro pero, sobre todo, en el prólogo. El prólogo original lo escribí de acuerdo a un personaje de ficción, un supuesto catalán “director” de Barcelona. Pero ya desde entonces me había quedado con las ganas de escribir un ensayo personal sobre el insulto.

 

Me contacté con editorial Planeta, que terminó publicando el libro. Así que, además de tomar las riendas para hacer una obra completamente distinta de aquel primer proyecto colectivo, Puto el Que Lee terminó siendo parte de mi primer acercamiento a una editorial multinacional y de distribución masiva.

Este libro me llevó, además, a otras zonas performáticas, al igual que el anterior. La única “presentación” oficial fue en la ciudad de Santa Fe, durante la Feria del Libro, junto a la genia Romina Mazzola (AKA Pechugas Locas) y el talentoso y delirante Francisco Dalmasso. Pero tuvo también un par de performances explosivas.

Puto el Que Lee fue el título de mi charla TED. Y, sí, trató sobre insultos. El libro también fue el disparador de A Las Puteadas, un ciclo de cuatro charlas sobre insultos en el Teatro Caras y Caretas, donde participaron Darío Sztajnszrajber, Ángela Lerena, Claudia Piñeiro, Zambayonny, Pedro Saborido, Claudia Acuña, Horacio González y Miss Bolivia.

Acá les dejo el prólogo de PUTO EL QUE LEE y algunas fotos y algunos videos de algunas presentaciones.

PUTO EL QUE LEE. MI CHARLA TED

Puto el que vé este spot