la travesti con la camiseta de ronaldo (parte II)

uno, dos,

uno dos, correr…

i ella:

“alrededor del parque unas mil vueltas

quiero correr unas mil vueltas

alrededor del parque

como todos esos barbudos

que llegan a las seis de la tarde”

500, 600 metros…

rum, rum, rum…

i ella:

“quiero estar flaca como jorge hané

i bajar muchos kilos

con reduce fat fast”.

en la calle los autos rum

i en la vereda

run run run.

i ella:

“quiero estar tan sana

que cuando me la metas no me duela”,

qué bombonazo

correme, mi amor

que te alcanzo, mi amor

¿qué hace esta bocanada de aire puro

lamiendo las entrañas

just do it

de otra noche de fuego i de carne?

i ella energía i energía

para estar bien

para respirar

porque

entre el centro del universo

i el centro de mi cuerpo

hay

un parque sin un solo árbol

la avenida garay

pichincha, el garrahan

pero hay también

hay

una misma deidad palpable

como querer imaginar el caos

no imaginable

que hace rodar cabezas en la noche

i de día

se hace un poco más grave que mañana.

i ella que piensa que

el pensamiento

es la energía que baja y se estrella

(oh, líneas sordas, oh)

i que el pensamiento también

es el misterio rojo del misterio

ruido servido

en bandejas de plástico y de nunca.

i ella

un dos, un dos i así

i ella

run run run

así, correme

así, dame

la energía dame

aquí, donde me sube

el viento, la pista, miles de vueltas

alrededor del parque, me suben

i vos

dame

toda la energía

¿no ves que

este ejercicio me llena la sangre

de energía?

energía para vivir

me llena

i entonces puedo disfrutar

cada momento hasta sentirme plena

entonces sí

esta energía sube y sube

i me conecta

con el centro del universo

con el cosmos i el microcosmos

con el centro i el microcentro

i así.

energía de vida

que hace mover al mundo y sus consecuencias

energía parida

entre tallos de veneno inconsistente

energía, derrumbe

de las cosas y las sombras de las cosas

energía cansada

que no escucha ni las voces de los días

energía perdida

que no puede ni mirarse en el espejo

energía latente

hay una brújula, llave del espacio

energía olvidada

no se usa ni cuando se necesita.

esa energía

calorcito que sube por el cuerpo

como la ropa o la mañana

i se mezcla en el aire

humo murciélago del colectivo

energía vital

un dos, un dos y otra vez uno

energía de callos merecidos

limpia y sensata

dame tu energía, mi amor

que el amor también es energía

energía y política: he ahí una vida

el amor, energía, ay

i si vos me das, ay

energía, ay

yo me siento plena. (i ella)

(chirriaba)

el calor y el dolor de la energía

las astillas de una calma estrepitosa

ruedan por la avenida

i en la vereda, la energía

es uno dos, uno dos, y es un misterio.

i en la avenida

i en el parque i en la vereda

i aquí mismo respirar es un hilo

de consagración o melancolía

entonces sí, claro

uno, dos, run, run

niños, viejos, run

gordos, flacos, run

correr como el ascenso a los cielos

de atardeceres rojos de fuego

imposible is nothing.

energía que te conecta

con el sol de los huesos

de la gente que muere i no sangra

como un día que no respira

como el cielo

aire

un dos, un dos,

i nadie sabe

ni la chica de jogging rosa

ni el barbudo de short azul

ni el rubiecito de bermudas

ni los de la mañana

ni los del mediodía

ni los de la tarde

ni los de la noche

ni los que hacen flexiones

de brazos en la madrugada

no

nadie sabe

dónde, sabe, quién

i

¿dónde está el aire, dónde?

¿de dónde sale tanto músculo?

un, dos, un, dos

300, 400 metros

sudados al sol de todos los humos.

i ella también también quiere ser como todos

los de la noche i los del mediodía

i los de la mañana

bajo este solcito del invierno

fuego flaco

i ella:

“como el canoso de short ajustado

o como la chica del locutorio

la del culo tan redondito

que ya quisiera yo

culito firme y jogging rosa

ya quisiera yo su culito

y su reproductor de emepetrés”

segundas, terceras, cuartas marcas

toda la vida tiene música

de mierda/ música para correr

y para tomar tanto aire

que algún día, quizás, alguien se olvide

aire para no respirar

los dientes bajo los caños de escape

la vida que da vueltas en jogging

alrededor de la plaza, bajo el puente

la vida más allá de los 1.280 metros

de los juegos, de la ciudad en miniatura.

la vida run run run

i ella

“ya quisiera yo

la masa muscular e intelectual

que se mueve unos metros

porque run run, ¿sabés?”

i todos

música i todos

alrededor de la plaza

un dos, un dos, todos

en jogging triunfaremos

porque

los muchachos jogginistas

uh, uh, ah

todos unidos

uh, ah

todas unidas

ah, ah, así

i también correremos porque

para un jogginista

no hay nada mejor que otro jogginista

pija, pija, uh

en la fuente, ah,

uh, uh, un, dos, un dos,

uh

ah

patas y pijas, uh

en la fuente

de energía.

energía

más allá

i más acá

carpa, malabares, escupitajo

i ella:

“hay que moverse unos metros, ¿sabés?

porque pusieron la carpa del circo

i están entongados con los de la municipalidad

entonces nada, ni botellas

que las únicas mujeres barbudas están allí

adentro de la carpa, ahí

en medio de los vagones”,

vacaciones de invierno

gran circo gran

sombrío.

i los payasos que no corren

i los malabaristas que no corren

i el aire que no corre ni siquiera

bajo los árboles de pichincha

i los únicos animales

(porque hay carpa pero no hay jaulas)

son los perros, perros, tan perros

i ella:

“perro sarnoso, escupitajo

que me cortó con un vidrio y me dijo

ah, sí, sí, claro,

que me vaya, que no molestara

¿y quién te creés que sos?”

pero no

perro no.

i ella:

“todo tiene un límite, perro

con animales, no

ese perro a mí no

pornográfico perro fido dildo

tan peluda tu pija y tan rosada

perro malo, no

vaya con la perra

perro malo, no

que yo también, perro

tengo pija, yo

perro malo, yo

puedo ser tu perra y tu perro”,

perro policía

perro recontravigilante

perro motochorro

perro de chumbo, calzado

perro alzado de aliento sólido.

perro no perro

que te alcanzo, perro

alcanzame, digo

que te alcanzo, dice el mariscal

i él, yo

todos, sí mi amor

unidos triunfaremos otra vez.

mariscal de la resaca,

promesas sobre tu piel desnuda

sobre tu espalda, frontera entre el sí y el no

no

no quiero ni recuerdo

i ella

ni lo volvería a hacer

porque esta vida es mía

decía

i yo, él

esta vida perro

esta perra

yo ya quisiera

perra, perra perra

run run run

perra dame

perro dame

pija dame

más pija, dame

correrse, sí

que me corro, sí

que me run me run y me run.

i todos corren porque hay que correr

i todos giran con los pies en las baldosas

i todos creen en lo mismo

run run run

universo i jogging y todo lo demás.

i su novio

no el mariscal, el otro

que le trae flores

i le manda una carta

“los méritos no volvieron

a hacerse desde abajo

porque hacerse de abajo

es caer hasta el frío

donde nada ni nadie duele”

i ella piensa, cuenta

i yo i yo i yo

i él i todos, pero yo

corro alrededor de la plaza

que queda frente al garrahan

i no logro alcanzar

la vida del travesti

con la camiseta de Ronaldo

la vida verdeamarela

que despierta de amantes pagos

en cada uno de los días

para morder, masticar y escupir.