Jóvenes de Ayer

En 2016 me convocaron de AM 750 para hacer un programa de música los sábados de 13 a 15. “Los sábados a la tarde, la radio se transforma en una FM”, fue la consigna. Y propuse una idea que no era mía, sino de uno de mi gurú: Acho Estol. Acho es un referente estético absoluto, además de un querido amigo. Y hay que escucharlo siempre. Porque el tipo no sólo produce hechos artísticos en muchos formatos (canciones, composiciones, cuentos, novelas, películas, poemas, dibujos, diseños) sino que se la pasa tirando ideas. Si uno tiene la suerte de andar cerca y tiene la atención para seguirle el ritmo, seguro que va a tener buenas ideas.

Una vez Acho me dijo una idea que a mí siempre me pareció grandiosa: un programa con rock clásico y tango contemporáneo. Cuando me llamaron de AM 750 para hacer un programa de música les propuse eso: rock clásico y tango contemporáneo. Rock argentino hasta 1989 y tango desde 1990, fue mi recorte etario y conceptual. La radio me asignó como productora a una mujer que, además de excelente productora, es una gran frontwoman y una amiga querida: María Eugenia Rossi Gallo. Con ella conformamos un dupla al aire que, modestamente, es muy buena. Y pronto va a ser imbatible. Básicamente nos divertimos mucho. Y creo que en la diversión, en el placer, en pasarla bien, está la clave de todo lo que hago.

Jóvenes de Ayer es también la posibilidad de seguir tendiendo puentes. Hace años que vengo cantando, componiendo, agitando y participando como artista de la escena de tango contemporáneo de Buenos Aires. Y hace más años aún que trabajo en los medios. Mi obsesión, mi gran objetivo conceptual, siempre fue juntar lo artístico con lo comunicacional. Y como tanguero y comunicador sumé una nueva obsesión: abrir nuevos canales de difusión y de expresión.

Una de las características de esta nueva escena de tango es el hecho de que muchos músicos abren lugares para tocar, crean festivales, arman medios. Por eso necesitaba crear un canal así, poner mi impronta en la escena, pero desde la comunicación, además de lo artístico. Es un placer estar haciendo Jóvenes de Ayer. Agradezco mucho, mucho, a toda la gente de AM 750, que me permite hacer el programa que tengo ganas.