DICCINARIO MEDIÁTICO ARGENTINO 47

Copa América. Torneo continental de fútbol masculino en el que, a pesar de lo que indica su nombre, no participan selecciones de todo el continente americano, sino sólo de Sudamérica. O al menos eso era al comienzo. Porque con los años se fueron incorporando algunas selecciones de centro y norte américa (fundamentalmente, México y los Estados Unidos), también jugaron el torneo selecciones de países remotos, como Japón o Qatar. La Copa América es un torneo menor, que no genera mayor expectativa aunque sí provoca un efecto paradójico que roza la autoflagelación: si se gana no se vive como un gran logro, pero si se pierde se lo considera un fracaso rotundo. Y más si se pierden varias finales seguidas, y más frente a un rival con el que se tiene cierta rivalidad. La Copa América también puede servir como prueba de un gran cambio de actitud en algunos protagonistas del fútbol masculino. Por ejemplo, puede provocar declaraciones beligerantes en algún futbolista a quienes todo el mundo tenía por portador de mesura y sobre quien pesaba cierto estigma de “pecho frío”. Pero la Copa América también puede servir para llevar al paroxismo el uso político de una competencia deportiva, y mostrarnos al presidente ultraderechista, racista y homofóbico del país anfitrión, posando en el centro del estadio, canchero y casual, junto a la selección de su país, que acaba de alzar el trofeo.

frío. Momento climático de bajas temperaturas, que por lo general se produce en la época invernal. Cuando hace mucho frío se hace difícil estar en la calle. Es por eso que el frío pone en evidencia el hecho de que existe mucha gente que vive en la calle (ver).  Exponerse al frío intenso durante varias horas puede causar una hipotermia que a su vez puede desembocar en la muerte. Como se trata de una muerte evitable con un estado presente que proteja a la gente que vive en la calle y tiene que soportar las bajas temperaturas, más que hablar de muertos de frío, debe hacerse mención a muertos por estado ausente. Es en esos casos en los que hablar del clima deja de ser una cuestión de conversaciones irrelevantes que se producen en ascensores o veredas sólo para ocupar el tiempo diciendo algo, y pasa a ser un tema central en la política nacional. 

gente que vive en la calle. Personas sin hogar que arma un lugar donde dormir en lugares públicos. A pesar de lo que opinan algunos funcionarios, esta gente no tiene como primera opción de vida dormir en la calle. Son las penurias económicas las que, por lo general, las han arrastrado a esos colchones tirados en la vereda, debajo de una autopista o en algún otro lugar más o menos resguardado de la lluvia que han podido conseguir en algún rincón de una ciudad. Mucha gente suele recibir ayuda por parte de otras personas que les acercan una frazada, un abrigo o un plato de comida caliente. La ayuda del Estado, en cambio, suele ser poca o nula. Esto es algo absolutamente justificable por el hecho de que el Estado no está para evitar que la gente duerma en la calle, sino para otras cosas mucho más importantes, que en este momento no viene al caso mencionar, para no confundir a la gente y mucho menos generar un clima de caos y rencor entre la población.

pata peronista. Sector peronista que se incorpora a un proyecto político no peronista o que no está encabezado por el peronismo. La pata peronista se incorpora, en general, cuando un proyecto político no peronista siente que puede ser derrotado electoralmente por un proyecto político netamente peronista o encabezado por el peronismo. Se recurre a la “pata peronista” cuando se quiere crear la idea de que allí donde se suponía que no había peronismo, en realidad sí hay peronismo. En ese sentido, la “pata peronista” actúa en un proyecto político sospechado de poco peronista (o antiperonista, o gorila) del mismo modo que funciona un “amigo judío” en una persona sospechada de antisemita.

VAR. Sistema de repetición de jugadas en un partido de fútbol que le permite al árbitro revisar algunos fallos, sobre todo en el caso de ser determinantes en el juego: goles mal anulados o cobrados, penales, expulsiones, etc. El VAR fue un reclamo histórico de sectores hiperlegalistas que veían muy mal que se cometieran injusticias a la hora de cobrar ciertas cosas durante un partido. Pero en cuanto se implementó el VAR se comprobó, primero, que se despojaba al fútbol de casi toda emoción. Y segundo, que a pesar del VAR, las injusticias seguían sucediendo. El VAR entró así a la larga lista de arbitrariedades que se cometen en nombre de la justicia. O, dicho de otro modo, “hecho el VAR, hecha la trampa”.

 

PUBLICADO ORIGINALMENTE EN REVISTA Mu, JULIO DE 2019