Conjunto Falopa’s Electro Fogón Experience

En diciembre de 2016 dimos nuestro último concierto con el Conjunto Falopa. Tocamos en la cúpula del Centro Cultural Kirchner, invitados por Agustín Guerrero, que era curador de un ciclo de tango nuevo. Compartimos la noche con el dúo que tiene Agustín con Juan Martín Scalerandi y no sabíamos que iba a ser el último show.

En esa fecha debíamos grabar San Falopa, tal el nombre que habíamos pensado hasta ese momento para lo que iba a ser el quinto disco del grupo. Un disco que habíamos estado ensayando durante todo 2016 para grabar en vivo. No con público, sino tocando todos al mismo tiempo, sin sobregrabaciones. Parecido a como habían sido Falopa y Autocrítica.

En diciembre de 2016 decidimos posponer la grabación para marzo de 2017. Pero en febrero, Fede Marquestó dijo que no quería seguir porque el proyecto ya no lo representaba. Y nada se puede hacer cuando se terminan las ganas.

Nos juntamos entonces quienes quedábamos y nos preguntamos: ¿Quién quiere seguir? Fue así que quedamos solos Juan Krymkiewicz y yo. Los dos con ganas de seguir haciendo música juntos. Del quiénes pasamos al qué. ¿Qué hacemos?, nos preguntamos entonces con Juan. Y nos pusimos a trabajar.

La idea con Juan fue trabajar sin condicionamientos. Grabando canciones sin importar el formato. Sin pensar en cómo íbamos a tocarlas en vivo, sin imaginar siquiera la idea de una banda en vivo. Juan tiene su estudio en la casa y en un estudio se puede hacer de todo. Fue así que en el mismo lugar que ensayaba el Conjunto Falopa, en la casa de Juan, en el barrio porteño de La Paternal, a 20 metros de la cancha de Argentinos Juniors, el estadio donde debutó en Primera División Diego Armando Maradona, nació el Conjunto Falopa’s Electro Fogón Experience.

Tomamos ese nombre, primero, para continuar lo que nos había reunido en la música y en la vida: el Conjunto Falopa. Y delirando, tirando ideas, nos gustó lo del electro fogón. Eso éramos: pasábamos de buscar sonidos para hacer programaciones, a agarrar la guitarra criolla o el charango, de samplear ruiditos al didjediroo o la voz.

En las grabaciones se sumaron algunos otros músicos (Juan Barone, Noe Pucci, Fede del Corro y los ex Falopa Francisco Huici y Juani Spolidoro), que le dieron vuelo y magia a las canciones. Y también tuvimos (y tenemos) un aporte fundamental: Gonzalo Duro, que hace los videos. Cada canción del Electro Fogón es un video que subimos a las redes.

Debemos confesar algo: tocamos en vivo durante tres shows de un ciclo en Mu, Trinchera Boutique, en septiembre de 2018. Pero no nos cerró tanta programación en vivo. El electro fogón está muy bien para grabar, pero en vivo no nos resulta orgánico. Por ahora. En el futuro, cualquier cosa puede pasar. Lo más seguro, por el momento, es que sigamos haciendo las canciones que nos gustan.

LA POSVERDAD

A TIEMPO

A MÍ LA DROGA ME HACE BIEN